Enfermeras paralizaron labores en unidad de diálisis y enfermos renales trancaron avenida de El Tigre

Enfermeras paralizaron labores en unidad de diálisis y enfermos renales trancaron avenida de El Tigre

 

 

 

 

El personal de enfermería de la Unidad de Diálisis Care de Venezuela, ubicada en la ciudad de El Tigre, paralizaron sus labores la mañana de este jueves para exigir aumento salarial, situación que llevó a los pacientes renales a realizar un cierre de vía para pedir la reactivación del servicio de hemodiálisis, del cual dependen sus vidas.

Susana Quijada // Corresponsalía lapatilla.com

Por espacio de una hora (desde la 8:00 am hasta las 9:00 am) los enfermos renales trancaron la avenida Intercomunal El Tigre – San José de Guanipa, para reclamar que se les haya negado la conexión a las máquinas para tratar su patología.

Vidal Malaver, esposo de una paciente renal, indicó que 66 enfermos son asistidos en la referida unidad y sus vidas corren peligro.

“Si no se conectan hoy (jueves), les tocaría conectarse el sábado y estarían en riesgo de muerte. De esa máquina dependen sus vidas. Entendemos el reclamo de las enfermeras, que también es justo, pero aquí estamos hablando de la vida de personas”, expresó Vidal.

El paciente Luis Maza refirió que se ve gravemente afectado al no contar con el servicio, por ocasionarle una mayor retención de líquido en su organismo.

“Me están quitando horas de vida, yo requiero a diario la hemodiálisis. Soy una persona de mucho volumen y tengo mucho volumen de líquido, y eso a mí me ahoga, incluso, puede matarme. De hecho, por la misma falta de médicos, me están colocando solo tres horas de diálisis, y el nefrólogo me ha dicho que yo requiero cuatro horas. Eso me parece que es un asesinato hacia mi persona”, expresó Maza.

Paro laboral

Por su parte, las enfermeras de la Unidad de Diálisis Care de Venezuela dijeron que no pueden continuar laborando por 110 bolívares mensuales.

La enfermera Karina Vásquez precisó que requieren, al menos, un aumento del 50% en su salario. Comentó que desde el mes de octubre elevaron esta petición a la dirección general de la empresa y hasta ahora no tienen respuesta.

La enfermera Dacmarys Zamora dijo que sus labores profesionales, además, están afectadas por no tener un médico nefrólogo que atienda a los enfermos desde hace un año aproximadamente.

“Porque si a los pacientes les llega a pasar algo, toda la responsabilidad caerá sobre nosotras, las enfermeras “, expresó Zamora.

Ante esta situación, los enfermos renales manifestaron que elevarán la queja frente a instancias públicas, como la Defensoría del Pueblo, y continuarán ejerciendo acciones de calle.