El Supremo británico impide que Archie acabe en cuidados paliativos

Los desconsolados padres de Archie Battersbee han estado ‘luchando por su vida’ durante meses (Imagen: PA)

 

Tras una larga batalla legal que se ha recrudecido en las últimas semanas, con peticiones in extremis y continuos cambios en la fecha de la retirada de su tratamiento, la familia de un niño británico que se encuentra en coma por un reto viral de TikTok no podrá trasladarle a un centro de cuidados paliativos, tal y como reclaman sus padres.

Por: El Mundo

Archie Battersbee, de 12 años, fue hallado inconsciente el pasado 7 de abril por su madre, con señales de haberse colocado una cuerda en el cuello. Se cree que había participado en el ‘Blackout Challenge’, un desafío viral de los TikTokers que consiste en impedir que entre el oxígeno en el cuerpo para experimentar “fuertes sensaciones” hasta desmayarse, y lleva en coma desde entonces.

Aunque los médicos del Royal London Hospital le diagnosticaron muerte cerebral el pasado mayo, ocasionado por una lesión cerebral hipóxico-isquémica, su familia se opone a la decisión de cesar las intervenciones médicas, a pesar de que un juez ha concedido el permiso para que sea desconectado.

Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia británico ha denegado este viernes el permiso para trasladar al niño del hospital a un centro de cuidados paliativos después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) rechazara el miércoles dictar una medida cautelar para frenar la paralización de su tratamiento y bloquear las sentencias previamente dictadas en los tribunales británicos. Su madre, Hollie Dance, ha afirmado que quería que su hijo “pasara sus últimos momentos” junto a su familia en privado, pero los expertos médicos han advertido que el traslado supone un “riesgo importante e imprevisible”.

Puedes leer la nota completa en El Mundo