Semana: Fico explota contra Petro y destapa sus propuestas (VIDEO)

“Quiero un país diferente. Generar un cambio que no ponga en riesgo al país, al sector productivo, a las empresas, los empleos ni a las familias”. – Foto: PRENSA Fico Gutiérrez

 

El candidato presidencial Federico Gutiérrez, segundo en todas las encuestas, advierte en SEMANA sobre el peligro que, según él, representaría un gobierno de Gustavo Petro para Colombia. Habla de sus propuestas y niega ser el candidato de Duque y Uribe.

Por: Semana

VICKY DÁVILA: ¿Está satisfecho?

FEDERICO GUTIÉRREZ: Claro, pero vamos a seguir trabajando sin parar hasta el último día y hasta que ganemos la presidencia.

V.D.: ¿Por qué quiere ser presidente?

F.G.: Quiero un país diferente. Generar un cambio que no ponga en riesgo al país, al sector productivo, a las empresas, los empleos ni a las familias. Quiero que ayudemos a sacar a la gente de la pobreza y combatir la corrupción. Es una vocación. No tengo ni partido ni jefe político. Voy a actuar con criterio de independencia para que le vaya bien a Colombia, sin hambre, sin odio y sin violencia.

V.D.: Es decir, ¿no se trata de una aspiración personal?

F.G.: Vicky, estoy muy alejado de los egos. Mi obsesión no es que el día de la posesión le pongan a uno una banda presidencial, eso hasta raro se debe ver. Me sueño en las regiones con los colombianos. Soy una persona tranquila. En la vida nunca imaginé que fuera a hacer política, no vengo de familia política ni adinerada. Vengo de la clase media trabajadora, en la que lo que nos dieron nuestros papás fue amor, disciplina, valores, educación, y con eso hemos salido adelante en la vida.

V.D.: Lo que más desea la gente es el cambio. ¿Por qué lo representa?

F.G.: Nosotros representamos ese cambio, pero no pone en riesgo al país. No es un salto al vacío sin paracaídas, como le ocurrió a Venezuela o a Nicaragua. Eso es lo que representa otro candidato.

V.D.: ¿Cuál candidato?

F.G.: Petro. Él representa el cambio para empeorar. Nosotros representamos el cambio para mejorar y parte de la base de que nos tenemos que unir como colombianos. Tenemos que reconciliarnos. Los cambios no pueden significar retrasos. Mira lo que está pasando en Perú y Chile, cambiaron para empeorar. Necesitamos seguridad, orden y oportunidades.

V.D.: Hoy Petro es el puntero en las encuestas. ¿Cómo piensa ganarle?

F.G.: Como lo estamos haciendo. Él lleva 12 años en campaña, yo apenas tres meses. Lo vamos a alcanzar y le vamos a ganar. Con la gente, sin discursos de odio ni de lucha de clases, y proponiendo. La economía del país tiene que crecer para que nos vaya bien a todos, y no que unos pocos se sigan enriqueciendo a costa de toda Colombia. Hay que atender a la gente más vulnerable, hay 20 millones de colombianos en situación de pobreza.

V.D.: ¿Cómo se imagina a Colombia gobernada por Petro?

F.G.: Sería un caos. El poder para tomar venganza. Acabarían con el sistema productivo, gobernarían con los peores criminales y corruptos. Para eso hicieron el pacto de La Picota: para darles garantías a las peores organizaciones criminales y corruptos, como los que se robaron Bogotá.

Semana

 

V.D.: ¿Cuál es la diferencia entre usted y Petro?

F.G.: Hay muchas. ¿Por cuál arranco?

V.D.: Dígame usted…

F.G.: Él tiene odio y yo no. Él tiene sed de venganza y yo quiero unir a Colombia. Él plantea un modelo económico y social muy diferente al que considero que nos conviene. Él plantea, por ejemplo, acabar con Ecopetrol y el petróleo de manera inmediata. Yo estoy de acuerdo con la transición energética y la vamos a hacer bien, pero tiene que ser responsable. Lo que él quiere es llevar a la miseria a millones de colombianos que inmediatamente dejarían de recibir el Ingreso Solidario y los auxilios de Familias en Acción. La matrícula cero para jóvenes se acabaría porque no habría de dónde financiarla. Gran parte de esa plata sale de la industria del petróleo. El concepto de igualdad del que ellos hablan es a la baja. Nos llevan a todos a la condición de pobreza. No sacan a la gente de la pobreza.

V.D.: En materia de formación, también son diferentes…

F.G.: Sí. Mientras él hacía parte de estructuras criminales en su juventud, yo estudiaba. En mi familia nos enseñaron a salir adelante respetando a los demás y nos inculcaron que la violencia no era el camino, que debemos respetar las diferencias y las ideas del otro. Así me formaron. Esos fueron los valores que me dieron, a él le dieron otros.

V.D.: Muchos destacan que Petro hizo la paz y volvió a la legalidad. ¿Le preocupa que haya pertenecido al M-19?

F.G.: Él puede que haya entregado las armas, pero no desmovilizó su espíritu. Eso es muy peligroso.

V.D.: ¿Esto es peligroso en un presidente?

F.G.: Muy peligroso. Alguien con tanto odio y un discurso tan marcado en lucha de clases nunca va a unir al país. Por el contrario, lo va a polarizar más. Colombia no necesita más peleas, necesita reconciliarse. Ponernos de acuerdo en los temas fundamentales. Las discusiones de hoy no son de izquierda, derecha o centro. Son de sentido común. Por ejemplo, nuestros niños, de 0 a 5 años, tienen que tener seguridad alimentaria, asistencia psicosocial y acceso a jardines infantiles. ¿Qué tiene que ver eso con izquierda o derecha? Nada. ¿Qué tiene que ver la seguridad con izquierda o derecha? Nada. ¿Qué tiene que ver que saquemos a la gente de la pobreza con la izquierda o la derecha? Nada. Hace poco, veía un video donde alguien de ellos, una señora que va a estar en el Senado, y que se ve el odio que tiene…

V.D.: ¿Me habla de la senadora electa Isabel Zuleta, del Pacto Histórico?

F.G.: Exactamente. El odio y el resentimiento que ella tiene (…). Decía que habían quemado a Fajardo y que ahora me iban a quemar a mí. Es que eso es lo de ellos, quemar, como quemaron palacios, magistrados, camiones en las vías, como queman todo lo que se les atraviesa. Todo lo que ellos tocan lo dejan en cenizas. En cambio, lo que nosotros tocamos lo transformamos para bien. Imagínese Colombia si todos los problemas se resuelven al estilo de ellos, incendiando las ciudades y estando del lado de las organizaciones criminales.

V.D.: Usted dice que es el presidente de la unión, de la reconciliación. ¿Qué quiere decir?

F.G.: Así lo hago hoy y lo he hecho siempre. Lo que tengo son buenos amigos y sé construir buenas relaciones a largo plazo. Por ejemplo, cuando fui alcalde de Medellín, les gané a los candidatos de Uribe, de Fajardo y de todos los partidos. Me elegí independiente, pero eso no me hizo enemigo de ellos. Lo que hice inmediatamente fue convocarlos para que trabajáramos juntos en torno a las necesidades de la ciudad. Y así lo voy a hacer cuando gane la presidencia. Voy a sentarme con Gustavo Petro.

V.D.: ¿Se reconciliaría con él?

F.G.: Aquí no hay nada personal.

V.D.: Pero él ha dicho muchas cosas muy fuertes sobre usted, y viceversa.

F.G.: Sí. Él lo hace más desde el odio, yo desde la defensa de las ideas. Él se mete en lo personal. Yo lo voy a invitar a él, a Ingrid, a Fajardo, a Rodolfo, a Enrique Gómez, a John Milton y a muchos otros que quieren construir. Convocaría a toda la sociedad a que mantuviéramos desde el primer día un diálogo permanente, donde nos pongamos de acuerdo.

V.D.: ¿Qué pasa si no hay esa unión?

F.G.: Nos unimos o nos jodemos.

V.D.: ¿Por qué?

F.G.: Porque están en riesgo el país, la democracia y las libertades. Si gana el otro, en cuatro años no tendremos elecciones.

V.D.: ¿El otro es Petro?

F.G.: Sí. Por más que Petro vaya a notarías, a hacer lo mismo que hizo Chávez, cuando negó todo lo que iba a hacer, pero terminó haciéndolo, yo no tengo que ir a ninguna notaría a decir que no voy a expropiar o que no voy a cambiar la Constitución para quedarme eternamente en el poder. ¿Por qué? Porque la gente sí confía en mí, somos confiables. Dude del que tiene que ir a una notaría a comprometerse con eso. Creo que Colombia tiene una oportunidad. Esto no se trata solo de ganar. No me creo un mesías ni ningún salvador. Soy un colombiano común y corriente.

V.D.: ¿Cuál es la diferencia entre la reconciliación que propone y el “perdón social” de Petro?

F.G.: Hay una diferencia abismal. Tenemos la capacidad de reconciliar al país. Ellos no, porque tienen odio en el corazón. Cuando ellos hablan de “perdón social”, es un pacto criminal que definieron en La Picota con los peores corruptos de Colombia, con los hermanos Moreno, se reunieron con extraditables y con los peores criminales del país. ¿Para qué? Para cambiar beneficios jurídicos para los peores corruptos y violentos a cambio de votos para ellos. Esos son sus aliados. También los apoyan el ELN, las disidencias de las Farc, el Clan del Golfo, los mismos que me quieren ver muerto. A diferencia de todo esto, nosotros nos vamos a reconciliar como sociedad. No les vamos a entregar el país a los corruptos y a los peores criminales. Tengo capacidad de unir, de generar confianza y consensos, que es lo que necesita Colombia.

V.D.: ¿Cómo va a hacer para que Rodolfo Hernández no le quite el tiquete a la segunda vuelta?

F.G.: Hoy estamos con un pie en segunda vuelta. Inclusive, si nos uniéramos, como vamos, podemos ganar en primera vuelta. Es normal que haya un movimiento en estos días. Por ejemplo, veo que Rodolfo se le tragó unos puntos a Fajardo, pero yo veo nuestro crecimiento en la calle, que es la mejor encuesta. Voy es pa´ delante y vamos a ganar. Lo de Santa Marta fue increíble.

V.D.: Sí, pudieron ser hasta siete cuadras repletas de gente acompañándolo. ¿Qué sintió?

F.G.: Más que contar gente, ahí lo que hay es sueños y esperanzas.

Puedes leer la entrevista completa en Semana