Toma de rehenes en cárcel sueca concluyó con… la entrega de múltiples pizzas

Un personal médico se inclina sobre la ventana de un vehículo policial mientras una unidad especial de las fuerzas policiales se encuentra junto a un automóvil estacionado fuera de la prisión Hallby cerca de Eskilstuna, Suecia. (Foto de Karlsson Per / TT NEWS AGENCY / AFP)

 

La toma de dos guardias de prisión como rehenes por dos peligrosos detenidos en Suecia concluyó el miércoles con su liberación tras nueve horas de negociación y la entrega de una veintena de pizzas de kebab en el centro penitenciario.

Los guardias, que fueron liberados en dos tiempos, “no resultaron heridos y se van a reunir con sus familias”, explicó a la AFP Stina Lyles, una portavoz de la administración penitenciaria sueca.

En torno a las 12h30 local (10H30 GMT) del miércoles, dos detenidos del centro penitenciario de alta seguridad de Hällby, cerca de la ciudad de Eskilstuna, lograron entrar en el espacio reservado a los guaridas de prisión, según contó Torkel Omnell, otro responsable penitenciario.

En el interior se encontraban dos guardias, que quedaron retenidos. “Después enviamos un mediador al lugar” y la policía fue movilizada, explicó Omnell.

Los secuestradores impusieron dos condiciones para la liberación de los rehenes, según varios medios suecos: un helicóptero para huir y veinte pizzas con carne kebab para compartir entre los detenidos.

“Sí, se entregaron las pizzas”, dijo Lyles a la AFP. Hällby Pizzeria confirmó que había entregado el inhabitual pedido, aunque le faltó carne.

“(La administración penitenciaria) no explicó gran cosa cuando hicieron el pedido. Y no me han pagado, simplemente vinieron a buscar las pizzas y se fueron”, dijo a la televisión pública SVT Beshar Toma, el pizzaiolo.

Los dos detenidos, que purgan dos largas condenas por homicidio, fueron trasladados a la comisaría para un interrogatorio por “secuestro”, según la policía.

AFP