Con clases presenciales y playas llenas, Israel disfruta a pleno su nueva normalidad

Foto: MENAHEM KAHANA – AFP

 

Israel está de fiesta como si fuera 2019. Ahora que la mayoría de los adultos están vacunados contra el coronavirus y van cayendo las restricciones -incluida la obligatoriedad del barbijo en exteriores, que fue levantada esta semana- los felices israelíes van retomando esas rutinas que debieron interrumpir hace más de un año, y nos permiten entrever lo que el futuro puede depararles a otros países.

Por La Nación

Los restaurantes están que explotan, afuera y adentro. Los recitales, bares y hoteles están abiertos a quien presente su certificado de vacunación. Y las aulas están funcionando a su capacidad previa al Covid-19.

La cifra de nuevos contagios se derrumbó -de un pico de casi 10.000 casos diarios a los actuales 140-, y el número de internados graves en algunos hospitales se cuenta con una mano. La guardia de emergencia Covid-19 del Centro Médico Sheba, cerca de Tel Aviv, es nuevamente una playa de estacionamiento, como solía serlo, y las salas de espera de pronto están repletas de pacientes sin Covid-19, que concurren para ponerse al día con otros tratamientos médicos demorados por la pandemia.

“Esta vez la sensación es que se fue definitivamente”, dice Sarah Goldstain, de 24 años, mirando al cielo y a cara descubierta frente al Mamilla Mall, un shopping de Jerusalén. “Puedo respirar y sentir el sol en la cara”.

Para leer más, ingresa aquí