La historia real detrás de “Rebecca”, la aterradora película de Netflix

Foto: Archivo

 

Rebecca, la novela de Daphne du Maurier, se convirtió en un clásico del cine cuando Alfred Hithcock la llevó a la pantalla grande de la mano de Laurence Olivier y Joan Fontaine en 1940. La aterradora película se llevó el Oscar como Mejor Película y por la Mejor Cinematografía (2 victorias de 11 nominaciones, incluyendo Mejor Director) y el mundo entero comenzó a preguntarse si la trágica mujer que le dio su nombre a la historia en realidad fue real.

Por GQ México

Ahora que Netflix presentó su nueva versión de Rebecca de la mano de Lily James y Armie Hammer, las sospechas y dudas están despertando de nuevo, y todos quieren conocer la verdadera identidad de Rebecca.

Para quienes no están familiarizados con la historia de du Maurier, Rebecca cuenta la historia de una mujer que debe adaptarse a su nuevo rol como la esposa de un aristócrata, pero, en el proceso, queda cada vez más convencida que el fantasma de su primera esposa (Rebecca) la está acosando y busca destruir su relación (además de que hay una ama de llaves nada agradable que le hace la vida más difícil). ¿Rebecca la está persiguiendo? La historia realmente te hace dudar y creer que la nueva señora de Winter simplemente es insegura y un poco paranoica, quedando cada vez más obsesionada con el primer amor de su esposo.

La novela de du Maurier (que conocía a J.M. Barrie, el autor de Peter Pan, Tío Jim), la quinta de la autora, se publicó en 1938 y fue un éxito instantáneo, pero, se dice que du Maurier no la pasó tan bien al escribirla, sufrió de bloqueo creativo y frustración, y hasta destruyó su primer manuscrito porque le pareció terrible. Poco a poco, la escritora se fue recuperando y terminó escribiendo uno de los libros, con mucha tensión y emociones intensas, más icónicos de la década.

Al leer la historia, los lectores comenzaron a preguntarse de dónde había salido la historia de Rebecca (una de las grandes películas de Hitchcock) y si el fantasma de la novela pudo haber estado inspirado en una mujer real. Aunque no existe una teoría clara, los biógrafos e historiadores encontraron que existieron 5 mujeres que pudieron haber sido la inspiración para la novela.

Mlle Fernande “Ferdy” Yvon es Rebecca

Du Maurier tuvo una infancia privilegiada con tutores privados y escuelas prestigiosas, pero su familia era creativa (actores, novelistas, etc..), lo que le permitió jugar con su propia identidad. De niña Daphne creó un alter ego masculino al que llamó Eric Avon y, para los 18, Eric quedó enamorado de Mille Yvon, la directora de la escuela. Yvon supuestamente se llevaba a Daphne en viajes de fin de semana y se dice que incluso llegaron a ser amantes, pero eso acabó cuando Yvon fue despedida de la escuela.

Jan Ricardo es Rebecca

Jeannette “Jan” Ricardo era la ex prometida de Frederick Browning, con quien du Maurier eventualmente se casó en 1932. De acuerdo con la historia, después de casarse, Daphne encontró un cajón en el que Browning había escondido todas las cartas que Jan le había escrito.

“Sé que se encontró con una o dos cartas o tarjetas, cosas bastante inofensivas, en las que Jan firmó ‘Jan Ricardo’ con esta gran y maravillosa R”, dijo su hijo, Kits Browning, a The Telegraph en 2013. En la historia, Rebecca, también, firmaba su nombre con una gran R, que aparece en cuadernos, membretes y pañuelos. Se dice que esas cartas despertaron la inseguridad, curiosidad y celos de Daphne y la inspiraron a escribir la historia.

Se dice que, después de que se publicará Rebecca, Jan Ricardo invitó a la hermana de du Maurier a su boda porque leyó la novela y se reconoció en la presencia fantasmal de la historia.

Bertha Mason es Rebecca

En Estados Unidos, se decía que du Maurier había copiado las obras de Charlotte Brontë para crear a Rebecca. Específicamente, comenzó a circular la teoría de que Rebecca era en realidad una versión diferente de un personaje de Jane Eyre: Bertha Mason, la primera esposa de Mr. Rochester que es encerrada en un ático al descubrir que sufría de una enfermedad mental que la volvía peligrosa.

Du Maurier era fanática de las hermanas Brontë y eso llevó a que la acusaran de plagio, aunque nunca se demostró.

Daphne du Maurier es Rebecca

Daphne era la favorita de su padre, pero tenía otras dos hermanas. Angela, 3 años mayor, no era tan atractiva como ella y tampoco era tan exitosa, además, se dice que ella estaba enamorada de Frederick Browning antes de que su hermana lo conociera, pero finalmente él le pidió matrimonio a Daphne y Angela nunca se casó.

Supuestamente, esa competitividad con su hermana fue lo que inspiró a Daphne a escribir Rebecca, usando su propia historia como base.

Rebecca nunca existió

De acuerdo con algunos historiadores, Daphne se sentía atraída por mujeres, pero nunca pudo explorar su sexualidad abiertamente, lo que podría significar que Rebecca era en realidad esa figura inalcanzable para ella, y no una persona real como muchos pensaban.

Muchas historias reales tienen similitudes con la novela, pero ninguna se ha comprobado como la inspiración de los personajes.