El bebé que nació sin ojos encontró una familia luego de que su madre lo abandonara

Cortesía

 

 

El bebé no puede evitar sonreír mientras está envuelta en abrazos y besos, a pesar de su desgarrador comienzo en la vida. El niño, de Rusia, nació sin ojos después de ser uno de los tres únicos niños en todo el mundo que nacieron con una condición increíblemente rara. De forma devastadora,el bebé fue abandonado por su joven madre y puesto al cuidado de un orfanato.

Por: Clarín

La madre sintió que no podía ofrecerle a su bebé la ayuda que necesitaría a medida que creciera con su rara afección ocular. Una enfermera que cuidó a la niña cuando solo tenía seis meses dijo: “No es diferente a los demás niños, juega y sonríe como cualquier bebé sano”.

El bebé, de nombre completo Alexander K, nació en Tomsk, Rusia, el pasado abril. Su madre supo de su ceguera cuando ya estaba muy avanzado el embarazo, y decidió darlo en adopción.

“Le encanta jugar y le encanta nadar. Es un bebé muy alegre “. Los otros niños que nacieron con la misma condición que Sasha, síndrome de anoftalmia SOX2, tienen otros problemas de salud graves.

Pero aparte de dos quistes benignos en su frente, que ahora fueron removidos, el niño se mantiene con buena salud. El síndrome de anoftalmia SOX2 afecta solo a un niño de cada 250.000 y conduce al desarrollo anormal de los ojos y otras partes del cuerpo.

El niño, que nació en Rusia, es uno de los tres únicos bebés que nacen en el mundo sin globos oculares, según sus médicos. Lamentablemente, no hay esperanza de que la niña pueda ver alguna vez, sin embargo, le implantaron pequeños orbes oculares en las cuencas de los ojos para asegurarse de que su rostro no se deforme a medida que crece.

Necesitará más cirugías cada seis meses mientras crece para aumentar el tamaño de los orbes. Y su condición no le impidió ganarse los corazones de todos los que lo querían mientras buscaban desesperadamente un hogar permanente para el pequeño.

Fue descrito como un “bebé tranquilo y sonriente” que “le devuelve la sonrisa tan pronto como escucha voces familiares”. Sasha ahora fue adoptado por padres de otra ciudad de Rusia.